10 lecciones sobre el arte de amar

 

Por Anna Schnabel

“Sin amor, la humanidad no podría existir un día más”, escribía Erich Fromm en 1956. Nos llenamos la boca de amor, estamos sedientos de amor en un mundo en el que se multiplican las soledades y, aún así, nuestra sociedad nunca ha sabido amar. A veces, amamos como si de consumir cuerpos se tratara. Como decía Fromm, puede que la persona amada no posea otra cosa que un buen conjunto de cualidades por las cuales hay demanda en el mercado de la personalidad. Otras veces, amamos por rechazo al aislamiento. Tal vez creamos que amamos apasionadamente a alguien, cuando ese estado de locura no indica sino el grado de soledad interior y la necesidad de huir de ella. Al fin y al cabo, quizás no es tan extraño buscar refugio donde poder gozar del afecto en un mundo demasiado individualista y competitivo. No obstante, esto no va a servirnos de excusa: debería ser imperativo instruirse en el arte de amar.

pareja-enamorada

A Fromm puede reprochársele el creer en una forma de amar “por naturaleza”. Como si existiera únicamente una sola forma de hacerlo. Como si pudiera describirse al detalle un sentimiento y, luego, decirse que así es y debe ser a escala universal. Aún así, el legado de este pensador -uno de los más influentes del siglo XX- es digno de permanecer en la memoria y, sin duda alguna, si aplicáramos sus savias enseñanzas, menguarían el odio y las superficialidades:

1. El ser humano es autoconciente de su breve lapso de vida, de su nacimiento y su muerte, de su soledad y de su desvalidez frente a las leyes de la naturaleza. Su existencia es una prisión y se volvería loco si no pudiera liberarse de ella. El amor es el remedio a la angustia que abruma su existencia.

2. El amor solo puede desarrollarse bajo la condición de libertad e independencia interiores. Amar es unirse a otro, a condición de preservar la propia integridad. En el amor se da la paradoja de dos seres que se convierten en uno y, sin embargo, siguen siendo dos.

beautiful young brunette girl hugging a loved one guy

3. La envidia, los celos, la ambición y la avidez son pasiones. Pero el amor no es una pasión sino una actividad consciente. Amar es esencialmente dar. En el acto mismo de dar experimento mi fuerza, mi riqueza, mi poder y mi vitalidad. La capacidad de amar exige un estado de intensidad, de estar despierto y de acrecentada vitalidad.

4. El amor requiere cuidado -preocupación activa por la vida del otro y por el desarrollo de sus potencialidades-, responsabilidad -estar listo y dispuesto a responder-, respeto -ver a una persona tal cual es y aceptar tanto su individualidad única como su libertad- y conocimiento profundo del otro ser.

5. La afirmación de la vida, la felicidad, el crecimiento, el amor propio y la libertad están arraigadas en la propia capacidad de amar.

amor-pareja-cena-shutterstock_160632413

6. El amor es un desafío constante, no un lugar de reposo. Es moverse, crecer, trabajar juntos. Que haya armonía o conflicto, alegría o tristeza, es secundario con respecto al hecho fundamental de que dos seres se experimentan desde la esencia de su existencia, de que son el uno con el otro y no al huir de sí mismos.

7. El amor auténtico no está al principio si no al final del camino. Como cualquier arte, amar requiere disciplina y práctica, concentración, entrega, paciencia y preocupación.

8. Amar no es depender de otro. Si estoy ligado a otra persona porque no puedo pararme sobre mis propios pies, ella puede ser algo así como un salvavidas, pero no hay amor en tal relación. Paradójicamente, la capacidad de estar solo es la condición indispensable para la capacidad de amar.

fotos-de-enamorados-en-sus-autos-5

9. Amar requiere ver a la gente tal y como es, objetivamente, y poder separar esa imagen objetiva de la imagen formada por los propios deseos y temores. Y la facultad para pensar objetivamente, es la racionalidad.

10. Amar exige fe. Tener fe requiere coraje, la capacidad de correr riesgo, la disposición a aceptar incluso el dolor y la desilusión. Quien se encierra en un sistema de defensa se convierte en un prisionero: amar significa comprometerse sin garantías y entregarse sin condiciones, con la esperanza de producir amor en la persona amada.

No Comments Yet

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies