El maravilloso viaje al “amor propio”

Por Antonio Hidalgo Ansón, coach – asesor personal (www.ahidalgoanson.com)

Creo que es el mejor viaje que he hecho y sigo haciendo en mi vida, es el viaje que me da fuerzas para seguir luchando, para seguir viviendo, es el viaje que da sentido a mi vida y a todo lo que me rodea, a lo que hago, siento, pienso y quiero. Es ese maravilloso viaje al centro de mi ser, al descubrimiento de mi mayor intimidad, de mi alma. Es el viaje que me lleva al encuentro conmigo mismo.

Es un viaje mucho más fabuloso que a cualquier rincón, podrás haber recorrido todo el universo, haberle dado la vuelta al mundo en 80 días como Willy Fog; que, si no has hecho este viaje al centro de tu universo, te habrás perdido la maravilla cero del mundo, que eres tú.

Cuando se habla de “amor propio” mucha gente piensa que eso es egoísmo o egocentrismo, y nada tiene que ver. Bueno, si está mal enfocado o en exceso sí, pero yo hablo del amor propio sano, del conocimiento profundo de lo que somos y quiénes somos, del amarnos en profundidad, lo que supone una absoluta auto aceptación.

Es un viaje apasionante, lleno de grandes hallazgos personales, no sin dificultades en muchos casos, nadie dijo que fuera fácil, como no le fue a Indiana Jones en sus múltiples aventuras, pero sí que merece la pena.

Un viaje de encontrarnos con la verdad de lo que somos, de auto descubrirnos; de ordenar todas las experiencias de nuestra vida, de limpiar todos nuestros miedos y creencia que nos limitan; y de eliminar tanta basura que vamos acumulando y que van cubriendo de porquería nuestro yo; un yo que poco a poco va dejan de brillar, va dejando de existir, para pasar a ser otra cosa, pero no nosotros.

Porque este maravilloso viaje es la base, la piedra angular de todo; es lo que todos, absolutamente todos buscamos en todo lo que hacemos y emprendemos, es algo que va con nuestra naturaleza, es algo que buscamos de manera incansable en mil actividades, y que nunca terminamos de encontrar. Es algo que buscamos siempre fuera de nosotros, y ese algo es nuestra felicidad, que va unida a ese brillante amor propio.

Cuando uno se ama profundamente a sí mismo; cuando uno es capaz de abrazarse internamente con todas sus fortalezas y debilidades, con sus virtudes y defectos, con sus alegrías, penas y neuras; con lo que es y lo que no es; con todas las decisiones tomadas, acertadas o erróneas… Cuando uno es capaz de hacer esto, brota del interior una fuerza imparable, una energía vital que nos llena de felicidad, no devuelve la ilusión, la paz, la esperanza; se renuevan nuestras ganas de luchar, de superarnos, de amar a los demás.

Este es el viaje que te invito a hacer, que te invito a probar sino lo has hecho nunca, es el viaje que te llevará a esa tierra soñada y que nunca terminas de llegar. Si quieres, desde el coaching te acompaño. Será un viaje de superación personal, de superación de dificultades, de miedos y de creencias, pero será un gran viaje que merecerá la pena, te lo aseguro.

Si deseas que lo hagamos juntos, contacta conmigo y comenzamos a hacer la maleta.

No Comments Yet