Escapada: “¿Saltamos?”

 

Hoy nos escapamos en familia, ya que tengo la suerte de ir acompañado de mi pareja ¡Cristina y sus dos hijos!

Nos vamos todos juntos a una nueva zona de salto en Barcelona, muy cerquita de la mítica montaña de Monserrat. Hace ya casi año y medio que están en esta nueva localización, ya que su primera zona de salto fue en la ciudad de Alp, Girona. Ya os conté meses atrás la escapada que hice allí, pero en aquella ocasión fue mi primer salto en globo. Ahora están genialmente ubicados a una horita desde el puerto o aeropuerto de Barcelona, así que ya tardaba en ir a visitarles!!!

DCIM100MEDIADJI_0046.JPG

Es un centro de paracaidismo pequeñito, pero muy bien apañao. Está  todavía en pañales si lo comparamos con lo que los dueños y buenos amigos Hernan y Ariel tienen en mente, pero os asombraréis de lo bien montado que lo tienen ya. Podéis encontrar: zona “Chillout” vistas a Monserrat, zona de juegos, zona de relax y para mí  uno de los puntos más fuertes, la piscina sin fin que hace muy poquito han estrenado.

Es como un oasis en mitad del desierto, una de esas piscinas que parece que se van a derramar por uno de sus lados, lo que esta vez lo hace encima de una campo de trigo. Chulísimo el contraste!!!

DCIM140GOPRO

A Cristina le pedí que me acompañase a saltar, ya que era el último día de un viaje por carretera de una semana que estábamos haciendo por Cataluña en autocaravana. No era del todo cierto, ya que dentro de mis maléficos planes estaba incluida una sorpresita que le habíamos preparado Hernan y yo. En unos de los saltos yo le propuse regalarle un  “tandem” (salto que se realiza asegurado con un instructor) con Ariel y así yo podría saltar con ellos desde el mismo avión. Así que casi sin darle tiempo de reacción y después de la burocracia, estábamos subiendo a 4000 metros de altura, para lanzarnos al vacío desde una flamante “Pilatus” roja. El barón rojo, lo llaman!!

DCIM100MEDIADJI_0054.JPG

DCIM140GOPRO

Ni que duda cabe que lo que al principio fue un poquito de miedo y respeto, se convirtió en disfrute e incredulidad, por haber sido capaz de dejarse llevar para tal gesta. Un salto genial, con un marco incomparable, en una compañía inmejorable. ¿Qué más se puede pedir? Saltar del mismo avión junto tu media naranja y poder vivir juntos tal experiencia.

DCIM140GOPRO

Para volver a poner los pies en el suelo, nos dimos un homenaje con un mojito de melón en la zona chillout, viendo el atardecer y disfrutando de las vistas.

DCIM100MEDIADJI_0043.JPG

Captura de pantalla 2016-08-21 a las 16.45.45

Orgulloso de poder brindar por mi salto numero 200, que lo hice coincidir con mi pareja… como diría el Facebook, Raúl se siente feliz con Cristina en “¿Saltamos?”. jijiijiiijiiiji. Que bonito es el amor!!!!!

Por Raúl López Ligero

No Comments Yet

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR