Hay que salvar el escudo del Real Mallorca

 

A lo largo de su historia, el Real Mallorca ha tenido cinco escudos. El de cuando era Alfonso XII Fotball Club (del 5 al 25 de marzo 1916) , el de cuando se convirtió en Real Sociedad Alfonso XIII (1916-1931), el de Club Deportivo Mallorca ( 1931-1949), el de Real Club Deportivo Mallorca (1949-1972), Real Club Deportivo Mallorca (1972-1976), impuesto casi a la fuerza por don Juan de Vidal y Salva, Barón de Vidal, que no gustó a nadie,  y el actual, que volvió a ser como el del periodo 1949-1972 (desde 1976). En cada época, el escudo en cuestión contó con alguna característica que lo diferenció de las demás.

Bien.

Manuel Sánchez, Jordi Morey, Ramón Aristondo,  Toni Tacha, Rafel Bestard (Penya Arrabal), Miquel Barralet, Juan Barrios,  Jaume Colombás, Juan Serentill, los niños Claudia y Frances y Tony Seguí

En la fachada del viejo estadio Luis Sitjar está el escudo del Mallorca cuando era Club Deportivo Mallorca. Es un escudo -coronado por una rata pinyada, que la penya Barralet ha colocado en su carné-  que representa a una parte de la historia del Club, que posiblemente a causa de la ignorancia del político de turno, puede irse a la escombrera cuando se decida tirar el viejo estadio, lo cual no están dispuesto a consentir viejos mallorquinistas, en años y en militancia, ni quienes suscribimos, baleáricos de corazón, dado que una cosa es la rivalidad sana y otra la desaparición de un icono.

Toni Tacha, Toni Canals y Miquel Barralet.

Y para que conste que es así, ayer por la mañana, una vez revalidada la permanencia en Primera División, y el días después en que el At. Balears se proclamó campeón del Grupo III de Segunda A, nos reunimos  frente al escudo ubicado, como hemos dicho, en la fachada donde estaba la  puerta principal hasta que se construyó la tribuna descubierta, para reivindicar ese escudo, al igual que las dos placas en recuerdo de mallorquinistas muertos que cuelgan de una pared del interior, pues hay que mirar a quienes se recuerdan en ellas.

 

La propuesta de estos mallorquinistas, es que el escudo en cuestión sea retirado de donde esta y sea trasladado a Son Bibiloni y colocado junto al lugar donde se recuerda la memoria de Antonio Asensio.

Ahora hay que ver quien da permiso para quitarlo de hay, cómo se quita, quien lo quita y como se traslada a Son Bibiloni.

Cualquier cosa, menos que se convierta en escombro.

 

Pedro Prieto.

 

 

 

 

No Comments Yet