La aventura de ponerse a indagar. ¿Quien se atreve?

No puedo evitarlo, cada vez que se acerca la Semana Santa vuelvo a mis orígenes y hago una sesión cuádruple de cine. Quo-Vadis, Ben-hur, La pasión de Cristo, Hijo de Dios… Me las veo todas.

Me sobrecoge lo que vivió Jesucristo. Al fin y al cabo, Él fue un personaje histórico un hombre de carne y hueso, y por muy hijo de Dios que fuese y por mucha misión divina que viniese a cumplir, él era un muchacho de 33 años con toda la vida por delante que  por cierto había catado. Seguro que amaba a sus amigos, a sus padres,  fue a las bodas de Caná y le gustaba el vino… estoy convencida de que la vida le gustaba pero Él se dejó apresar por coherencia con su mensaje. Para los creyentes igual este sacrificio , aunque tremendo, se tamizaba un poco, Él era hijo de Dios y tenía la certeza de lo que venía luego, pero desde un punto menos creyente, aun es más gordo su sacrificio. Un hombre asesinado por el poder imperante  por sólo hacer el bien y pregonar un mensaje de bondad que resultaba muy incómodo para el estabishment del momento.  Yo, que soy bastante cobarde ante el dolor físico y no tengo nada de mártir, procuro ponerme en su piel… e imaginar  su miedo, su pavor ante lo inevitable, las caras de sus enemigos mirándole con saña, el pueblo ignorante escupiéndole o riendo abobado ante la injusticia, la traición de su compañero Judas, su llanto solitario, que seguro que lo hubo, el espanto de su madre que le veía avanzar hacia una muerte segura me puedo hacer cargo de cómo debió quedar su alma descarnada, abrazada impotente  al cuerpo destrozado y frío de ese hombre extraordinario que la vida le había regalado por un tiempo limitado.  Que puedo decir…  se me abren las carnes, fuese o no fuese Dios. ( Yo estoy convencida de que sí, pero ese es otro debate)

El caso es que la fascinación que ejerce en mi este hombre prodigioso me llevó a leer todo lo que ha ido cayendo en mis manos sobre su vida, lo publicado y admitido dentro de los cánones de la Iglesia, y también aquello no aceptado, pero escrito y publicado por hombres que lo conocieron y vivieron con él. Un día me pregunté. ¿Porqué conocemos al dedillo la vida de  Augusto y las batallitas de Publio Cornelio Escipión, hechos históricos sucedidos 200 años antes de que Jesús naciera y, sin embargo, hay tantas lagunas de la vida de un personaje histórico mucho más moderno y actual?.

Decidí apartar cualquier tipo de prejuicio adquirido durante mi educación cristiana escolar y hacer mío todo lo publicado al respecto, (todo lo que alcanzó mi tiempo y mi mediocre capacidad mental, claro), y he descubierto hechos fascinantes que además de abrir un profundo e insaciable agujero de ignorancia, acrecentó mi intensa admiración por Él, por otros hombres santos, cristianos y no cristianos, y multiplicó mi fe,  hoy incondicional.   Son varios los descubrimientos que he hecho, pero hoy me centraré en uno muy curioso que avala mi tesis de que todas las grandes religiones del mundo, en realidad, son solo una.

7b0ce863aadf497d4764aace2db4e530

Existe en la India un sólido legado tradicional, compuesto por conocidos relatos que figuran en manuscritos antiguos, donde se narra una bonita historia sobre unos magos de Oriente que viajaron a Belén con el propósito de ver al niño Jesús que eran, en realidad, grandes sabios de la India. Hasta ahí la historia coincide, y va mas allá, narrando que no sólo los maestros de la India visitaron a Jesús, sino que él, a su vez, les devolvió la visita.  

Hay unos años muy misteriosos de la vida de Jesús desde que cumplió los 12 años, cuando sus padres lo llevaron al templo de los fariseos, hasta los 30 años, cuando recibe el bautismo de Juan y empieza a predicar entre las multitudes, en los que lo único publicado al respecto es: ” Jesús crecía en sabiduría, en estatura y en gracia ante Dios y ante los hombres” ( Lucas 2:52).  Unos años en los que, según esta curiosa historia, Él viajó a la India aprovechando la transitada ruta comercial que unía el Mediterráneo con China y la India. El mero hecho de que los  contemporáneos de una personaje tan excepcional como Jesús no hayan encontrado nada digno de ser mencionado por escrito desde la niñez hasta los 30 años ya es de por sí bastante extraordinario. Pero sí existen relatos notables acerca de Jesús, aunque no en su país de origen, sino más hacia Oriente.

a39c23b2e035430ab97de8843b1d41e8

Ocultos en un remoto monasterio Tibetano se encuentran documentos de incalculable valor que hablan de un tal San Issa, que allí llego desde Israel “ en quien se hallaba manifestada el alma del universo” y que desde los 14 años hasta los 28 permaneció en la India y en zonas de la cordillera del Himalaya  “aprendiendo entre santos y monjes y pandits_”  Allí está escrito que este ser sublime predico su mensaje por toda la región y cientos de personas le amaban y seguían, y luego, con el propósito de enseñar volvió a su tierra natal, “donde fue cruelmente maltratado, condenado a muerte y crucificado”. Menudo paralelismo.

Este descubrimiento sucedió por lo visto de modo casual ( si es que la casualidad existe) El viajero ruso Nicolas Notovitch descubrió y transcribió estos documentos del monasterio de Himis en el Tibet , ( un día si puedo ire allí) y en 1894 publicó sus notas bajo el título “the unknown life of Jesus Christ”. Mas tarde en 1920 otra expedición, Nicolas Roerich, pudo copiar versos de los antiguos manuscritos que resultaron idénticos a los de Notovitch y queriendo ir más allá se imbuyo de las tradiciones orales de la región donde pudieron comprobar  cuan difundida estaba la leyenda de la visita de Jesús a estas regiones en India, en Ladak y en Asia Central.

31b7d36c8425c8e963db4f4ac5e3271d

En fin, me fascina la vida de Jesucristo. Su mensaje es de tal potencia que, a pesar de 2015 años de manipulación y juegos de interés por parte de los hombres, continúa estando de plena actualidad y mas presente que nunca. Por eso, a pesar de todos los errores humanos que han rodeado a la historia de la Iglesia, cuando tuvimos hijos, Ignacio y yo, decidimos educarlos en la fe cristiana. Pensamos que  ese mensaje de amor, entrega y sacrificio personal no podía hacerles daño… ya nos ocuparíamos nosotros de mitigarles, con argumentos y reflexión personal, esa parte más oscura  que se nos enseña sobre “la culpa” y las incoherencias de algunos miembros de la Iglesia. Así lo hicimos, y ahora que, Jorge, Carmen y María  (19, 16 y 14 años respectivamente)  han crecido, veo cómo tienen ideas propias y se están forjando libremente su propia composición de lugar  sobre la trascendencia humana, indagan, no dan nada por bueno y empiezan a  avanzar  en sus creencias y principios. No me parece mala esta manera de entender la fe.

16cf6181a45e191f24de5d04a0b26203

No es mi misión de hoy crear un cisma en la Iglesia ni ofender a nadie sólo deseo compartir parte de mi camino y abrir, en quien tenga ganas, unos  interrogantes que están despiertos en mi y que me han llevado a un viaje interior fascinante, al alcance de cualquiera.

 

Feliz y profunda Semana Santa.

 

Aquí pego el enlace a un documental de National Geografic  sobre este curioso asunto para aquellos que quieran investigar.

http://channel.nationalgeographic.com/episodes/the-missing-years-of-jesus/

 

 

 

No Comments Yet

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR