Las redes sociales ponen los cuernos a San Valentín

Solo me hizo falta un pequeño paseo matutino por Instagram, Facebook y Twitter el pasado 14 de febrero para tener claro que no me iba a volver a conectar en todo el día. Las redes sociales en general, y Facebook e Instagram en particular, nos convierten en absolutos exhibicionistas. Las fotografías vertebran la nueva conducta caracterizada por la contemplación de la vida de los demás. Y…ojalá solo fuese eso. Todos entendemos la ilusión de colgar una foto de un momento especial, o de un evento que nos gustaría recordar y compartir, pero no entiendo en ningún caso la necesidad de convertir nuestra vida en una telenovela por capítulos.

Millones de personas cuelgan fotos a cada paso de su día a día… He llegado a ver usuarios de Instagram con 24 fotos por día, una por cada hora. Pero, ¿de verdad creen que tienen una vida tan interesante como para hacernos partícipes de un minutado? Este tipo de conducta, una versión geek del exhibicionismo, es la inclinación a exponerse en público de forma espontánea y excesiva, y únicamente tiene un objetivo el share social, la aceptación de los demás y su reconocimiento. Se trata de una conducta típica de esta nueva era caracterizada por una sociedad conectada y unas relaciones personales en peligro de extinción. Pero es la pescadilla que se muerde la cola, ya que se trata de una enfermedad viral, virtual e incurable, ya que es la misma sociedad la encargada de fomentar día a día esta actitud voyerista y observadora propia de los mirones. Creo que nadie se sorprendería si decimos que por norma general los usuarios más activos en su vida virtual son los más introvertidos en su vida real.

instagram-video-love3
Fuente: Google Imágenes

Dicho esto muchos se preguntarán:

“Si piensas así, ¿por qué eres usuario activo en todas las redes sociales?”

A lo que yo contesto:

 “Hola, mi nombre es Toni y soy voyeur. Llevo 2 días desconectado. Cuando leí los problemas que causan las redes sociales, deje de leer”

Pues si esto ocurre un día normal ya os podéis imaginar lo que ocurre el día de San Valentín. La denominación de esta celebración se debe al sacerdote de mismo nombre que hacia el Siglo III decidió enfrentarse al emperador Claudio II, quien decidió prohibir la celebración de matrimonios para los jóvenes, porque en su opinión los solteros sin familia eran mejores soldados, ya que tenían menos ataduras. El sacerdote consideró que el decreto era injusto y desafió al emperador. Durante años celebró en secreto matrimonios para jóvenes enamorados. Si el pobre Valentín levantara la cabeza siglos después y comprobara en lo que se ha convertido aquella celebración, clandestina y furtiva donde los sentimientos eran lo realmente importante, posiblemente pediría a Cupido que le disparase una flecha entre los ojos…

1390328396-920
Fuente: Google Imágenes

Solo cinco minutos buceando en las redes sociales fueron suficientes para emborracharme de sentimientos ajenos, la mayoría de ellos posiblemente tan fugaces como una mirada, pincharme con miles de rosas virtuales, ser herido por las flechas de Cupido, ese personaje imitador de mi querido héroe de Sherwood, o indigestarme con tantos dulces con forma coronaria. Y lo que más me revienta, ¿por qué la gente utiliza el inglés en lugar del castellano para describir las fotos o expresar sus sentimientos cuando, posiblemente a la mitad les costaría traducirlo sin diccionario?.

Releyendo el artículo parece que soy al amor lo que un misógino a las mujeres, pero todo lo contrario. Yo le hago una “solicitud de amistad” al amor, le hago un “follow”, soy “fan” del amor, y por eso le doy un “I Like” y le hago un “RT”pero todos los días y en la intimidad! No veo la necesidad de que nadie deba darme la posibilidad de subirme a un púlpito como el de Trafalgar Square y gritar, con el objetivo de que todos me oigan gracias a esos altavoces llamados redes sociales, mis sentimientos por mis seres queridos.

Eso por un lado. Por otro, viendo ciertas actividades no me queda claro si deberíamos llamar a esta singular celebración San Valentín o San Cuernin. Todos tenemos claro que las redes sociales están haciendo un flaco favor a las relaciones de pareja. La ansiedad por el “doble check”, conexiones a deshora inexplicables a tu pareja y otras conductas obsesivas hacen del whatsapp un arma de destrucción masiva. Cómo ya expliqué en un artículo anterior, este medio de mensajería instantáneo es ideal para reforzar las relaciones en la primera fase de enamoramiento, pero que en una etapa más madura de la relación se puede convertir en un auténtico foco de desconfianza, angustia, celos y ansiedad. Pero este fin de semana le he dado una vuelta de tuerca más, y he descubierto un nuevo método de utilización del whatsapp relacionado con la foto perfil.

infidelity
Fuente: Google Imágenes

Tomando unas cañas con una malgama de compañeros de trabajo, casados, solteros, ilusionados y…salidos (algo no excluyente a los grupos anteriores), me explicaron la utilización que le dan a su foto perfil. Resulta que no es algo que se cambie en base al gusto, es decir, que nos guste más una u otra, se modifica en base a los EX!!!, más concretamente para “para joder”, me comentaron literalmente. Y esta tendencia no es algo identificativo de los solteros y los ilusionados, sino que también se encuentra bastante extendida entre los casados. Según me explicaron, el objetivo último de esta nueva “trending activity” es que tu ex se entere de “lo bien que me va la vida”, “lo guapa que estoy”, “lo feliz que estoy”, “la familia tan bonita que tengo”, “mira que pibón de novia”, “mira que macizorro “, “que tipito se me ha quedado”… En muchas ocasiones para lograr su objetivo también utilizan el llamado “selfie” o autofotos.

Investigando un poco llegué a la conclusión que en gran medida la proliferación de este “movimiento” vino dado por el cambio de  privacidad en Facebook. Además, según me hicieron comprender, lo normal cuando dejas una relación es eliminarlo de cualquier red social que se comparta, pero raramente se borra el teléfono de la agenda del móvil. En este sentido whatsapp te otorga la posibilidad de ver la foto perfil de todos aquellos de sus miembros que tengas en tu agenda. Es decir, no solo nos ofrece la posibilidad de “joder al EX”, sino también de estar al día de su aspecto. Lo que no consiga la tecnología…

Bueno amigos, os dejo por esta semana, voy a ver mi agenda… 😉

whatsapp_que_dan_o
Fuente: Google Imágenes

No Comments Yet

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies