Lucia, la aventura de ser padre

Raúl López Ligero.

Sin duda esta va a ser la aventura y escapada de mi vida. Está claro que a partir de ahora y hasta el día que muera, si el ciclo de la vida sigue su plan y por favor que así sea, Lucía será mi más grande aventura y por su puesto la musa de mis próximas escapadas. 

FullSizeRender 7

Es curioso como te pueden advertir de lo mucho que se puede querer a un hijo y de lo maravilloso que es tenerlo, pero hasta ese instante en el que ese trozo de carne vivo, te lo colocan en el pecho, en lo que ahora se llama “piel con piel”, que consiste en que recién salido el bebe de la madre, todavía incluso con esa “grasita” blanca que recubre su cuerpecito, te lo ponen encima de tu pecho, mientras descansas reclinado en un sofá, es ahí donde comienza el vínculo con el papá en mi caso, ya que la mamá, evidentemente, ya lo tiene porque se ha ido creciendo dentro de ella durante los últimos 9 meses. Es la presentación oficial padre hija, y no tiene comparación a ningún otro momento que haya vivido en el pasado, simplemente es naturaleza en estado puro, la esencia de nuestra existencia.

FullSizeRender 6

“Cuando todo lo demás, pasa a ser realmente, todo lo demás” es el nuevo sentimiento que he descubierto durante mi último mes. Creo que jamás en mi vida había estado tanto tiempo dentro de casa, tantas horas mirando a otra persona, incluso cuando he estado enamorado ese primer mes, nada comparable al amor incondicional que se le coge a una hija. Imagino que la frase: “cuando son pequeños te los comerías y cuando crecen te arrepientes de no habértelos comido”, debe ser cierta, pero yo ahora estoy disfrutando de este amor que roza la locura. Me muero de amor cuando la cojo y abre los ojitos y te das cuenta de que te empieza a reconocer, indefensa y a tu merced. Está claro que cuando nace tu hija comienza una preocupación y un estado eterno de alerta sobre ella, que no entiende de plazos, ni caducidad. Esto sí es la mayor responsabilidad que puede adquirir una persona en su vida, esto sí que es y será un “hasta que la muerte nos separe”.

FullSizeRender 3

Hablando de responsabilidad, Lucía nace de un padre aventurero y la convierte en, al menos hasta que me envíe de paseo, una aventurera. Como no he tenido que pasar ningún examen, ni disponer de ningún requisito, he podido tener una hija libremente, quiero decir, nadie me ha evaluado para saber si yo soy un padre apto o no. Esto siempre me ha dado mucho que pensar, pensadlo, cualquier individuo sin haber tenido preparación, ni oficio e incluso sin ningún tipo de educación, cultura o beneficio, puede tener libremente un hijo y en cambio cuando una pareja que quiere adoptar, afianzada, con cultura, lugar donde vivir, buena cobertura, buen trabajo, etc… sea tan cuestionada y sea tan largo su camino para conseguir algo, que algunos inconscientes tiran a la basura, aún con menos culpabilidad que un cabrero defeca bajo un pino.

IMG_3682

Siempre he pensado que si se te hacen exámenes para tener, conducir o poseer, ya sea un arma, un coche, o que se te reconozcan unos conocimientos, si incluso tienes que pasar una larga y dura oposición o entrevistas, para conseguir un trabajo, ¿por qué no hace falta tener, ni disponer de nada, para dar vida a un nuevo ser? ¿Hay algo que pueda exigir más responsabilidad que eso? Creo que reciclar, educar, concienciar sobre las energías renovables, ser responsables con nuestro planeta, todo eso está muy bien, pero igual que no cualquiera puede adoptar, ¿por qué cualquiera  puede procrear? Ahí lo dejo…

FullSizeRender 4

Lucía es ya mi reloj de arena, la que marca el principio de mi fin, el comienzo de mi madurez completa como hombre, la que llorará mi ocaso, la heredera de mi reino, mi verdadera creación y lo más real que dejaré en el mundo el día que me vaya: un mini yo. Dicen que de alguna forma ella hará que nunca muera, porque en ella todavía vivirá una parte de mi. Por lo tanto, además de cambiarle el pañal, darle el bibe, criarla, mantenerla y protegerla, me he dado cuenta que ahora también me toca educarla. Realmente la única arma que tengo, aparte del voto, es mi absoluta voluntad para poner mi granito de arena e intentar darle el más correcto de los puntos de vista, para hacer que este mundo cada vez sea mejor y que viva su vida de la forma más digna posible.

IMG_3684

Para terminar esta escapada, este gran momento en mi vida, me gustaría destacar la gran admiración que tengo hacia mi mujer Cristina, y evidentemente a todas las mamás en general, por lo increíbles que son. ¿Qué puede haber más grande que tener el poder de dar la vida?. Eso sí que es tener valor, eso sí que es dar sin pensar en recibir nada a cambio. ¡Amor de madre! Bravo por ellas y envidia insana que siento al ser hombre y por ello no tener la opción innata de poder crear vida dentro de mi.

Bravo por las mujeres con la fortuna merecida al poder vivir tan divino momento. ¡Os dejo este simpático y nada habitual vídeo que recoge los momentos previos a la llegada de Lucía! ¡Qué nervios e ilusión!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

No Comments Yet