“Mi primer día en traje de baño”, película de terror

La hoja parroquial de la moda

Sumario.
1.  “Mi primer día en traje de baño”, película de terror nominada en el Festival de Cine Fantástico de Sitges.
2. Sé una chica mala.
3.  Estamos retirando el andamiaje, disculpen las molestias.
4.  Si la capa de ozono ha resistido, ¡nosotros también!
5. Salir del armario y entrar en el trastero.
6.  Deporte y Salud.


Staff. 
Directora, redactora, fotógrafa y chica de los cafés: Sylvie Tartán. Blog:  El purgatorio de Sylvie Tartán


1.  “Mi primer día en traje de baño”, película de terror nominada en el Festival de Cine Fantástico de Sitges.

¿Todavía no os suena el título? Ya os sonará, ya, y ya me reconoceréis en mi papel de estrella principal.  La historia comienza una tarde de primavera. La protagonista, o sea, yo, aburrida de ver el sol tras los cristales, me decido a catarlo cuerpo a cuerpo. ¿Para qué tendré estas ideas con lo bien que se está sin salir de casita? Pero así son las películas de miedo, siempre se hacen cosas irracionales para que acontezcan los hechos terroríficos. En fin, volvamos a la peli. En el trasiego de tan profundos pensamientos me visto de ballenato albino con mi traje de baño estilo años cincuenta, cojo mis grandes gafas de Chanel, mi egregia pamela y una vez abajo, me despojo de mis ropajes (no de todos, evidentemente) y en un pispás… ¡¡¡zas!!! Primer plano de la prota embutida de esta guisa. ¡¡¡Momento clave y espeluznante del film!!! 

Cartel promocional de la película. Traje de baño Victorio & Lucchino, cinturón Des Petits Hauts, cuchillo Nisu y michelines Michelín Pilot Super Sport.

Y es que esto de vivir en España (¡y olé!) es un incordio. Con tanto sol, es obligado (obrigado si estás cerca de Portugal) estar moreno, so pena de que te tachen de “rarita”, “friki” o alguna cosa peor. En resumidas cuentas, una pescadilla-pesadilla que se muerde la cola. Si no voy a la piscina, no me pongo morena y si no me pongo morena, no voy a la piscina. ¡Benditos países nórdicos que no sufren estos problemas! En fin, no os puedo decir cómo acaba la película porque todavía la estamos rodando y no quiero que el productor o el director, por desvelar el final, me echen del plantel de actores y me sustituyan por alguna trepa que no tenga ni idea de actuar.

Sitges Film Festival  Del 4 al 14 de octubre.

El caso es que ya va tocando elegir traje de baño, biquini, etc. Os aconsejo la primera prueba de tan controvertida prenda con gafas de sol, no sólo porque vais a estar más glamourosos (¡los chicos también!) sino porque así veréis vuestra piel más oscura, menos reflectante y con esos pequeños defectillos que nos hacen taaaaan especiales y son taaaaan maravillosos según las revistas, mucho más atenuados.

A las chicas que tenemos cosas que sujetar y no somos palillos chinos ni españoles, les recomiendo marcas que también fabriquen lencería porque son las más entendidas en el tema. Una de mis favoritas, la francesa Eres. Todo un ejemplo de sobriedad y elegancia.

A la venta en su tienda de Madrid (Claudio Coello, 85), El Corte Inglés de la Castellana y aquí.

Y para los chicos, como ya van sobrios normalmente (aunque hayan bebido) les recomendamos algo un poco más pizpireto (como diría Bibi Aído) y con un estilo completamente distinto. En este orden de cosas, los coloridos trajes de baño de Cool Corner, son floridos, tropicales, afrutados y a precios “lowxury”. ¡Y a enseñar pierna!

¿Y qué nos ponemos en los pies? Aparte de la consabida chancla que en estos casos es cuando hay que usarla (piscina y playa y trayectos necesarios hacia uno u otro destino) nos ha llegado la noticia de que Hunter, sí la legendaria marca que fabrica botas de agua, se ha lanzado a la sandalia. Mis favoritas, las estilo gladiador en pvc de color negro. Eso sí, no las dejéis al sol que luego no hay forma de ponérselas sin achicharrarse los pies.

Éstas están también permitidas fuera de playa y piscina. ¡Certificado!

 

Yo todavía seguiré con mis Tods fucsia que precisamente me compré en Sitges durante el último festival y que tengo impecables a pesar de rodajes de películas, idas y venidas a playas, piscinas y algún que otro paseo portuario. Este año las combinaré con mi bolsito de Carmen Hernán, que no lleva boquilla, sino bocaza y con el que me siento una verdadera estrella de cine.

 

 En arpillera y piel.

Y si os gustan los labios pintados o simplemente disfrutáis llevando las chanclas a juego con vuestro carmín, la firma Miss Trish Splash incluye unos labios rojos en cada chinela playera. Divertidas y favorecedoras.

Miss Trish Splash a la venta en Net-a-Porter

 

 2. Sé una chica mala.
¿Harta de ir por la senda correcta? ¿De ser la niña buena a la que todos adoran? ¿No te apetece granjearte una merecida mala fama, pasarte al lado oscuro, cometer alguna falta y abandonar la compostura? Intuyo que probar las mieles del delito debe de ser adictivo porque la gran mayoría reincide. También es cierto que nuestras leyes favorecen esta “vuelta la burra al trigo”. Por eso propongo para que os vayáis acomodando a la situación,  esta cadenita con esposas incluidas de Accessorize.

Me encanta mezclarla con perlas.

Por poco precio, podéis ir imaginándoos con un buen traje de raya, no diplomática sino horizontal y en un cubículo enrejado casi sin necesidad de salir de casa. Y digo casi, porque sí, tendréis que acercaros a Accessorize para comprar esta gargantilla. No os exigirán certificado de penales ni cacheo previo. Y si la poli os pilla en algo e intenta engancharos a unas esposas, decidles que ya las lleváis muy bien puestas. No respondo de su reacción y seguramente os pongan una réplica en las manitas, pero ¿y lo bien que os lo vais a pasar? ¿Y lo ideales que vais a estar?

 

“Sr. agente le juro que yo no he sido”, una de mis frases favoritas.

Yo desde que me las compré no me las quito de encima. Además me dan suerte profesional y es que hubo un tiempo en España en el que no había empresario que se preciara que no hubiera pasado por Alcalá Meco. ¿Os acordáis? Pues ya sabéis: ¡vuelven los 90!

 

3.  Estamos retirando el andamiaje, disculpen las molestias.

Gracias al Cielo se están retirando los andamiajes de las calles. ¡Me explico! Por fin, una tendencia de finura y minimalismo en los pies. Las plataformas nos dan una tregua y comienzan ya a verse las primeras sandalias limpias, minimalistas y que dejan al pie ser el protagonista principal. Sí, las plataformas nos aportaban altura y comodidad, pero chicas, su reinado está tambaleándose y como os decía, ¡vuelven los 90!

 Propuesta de Jimmy Choo.

Propuesta de Givenchy.

Propuesta de Marc Jacobs.

Jimmy Choo década de los 2000 con cristales Svarosky y Pura López década de los 90 en satén gris.

Rebuscad en vuestros armarios o id de tiendas inmediatamente. Esta primavera exige llevar sandalias minimal, ¡no lo olvidéis!

Propuesta de Zara.

4.  Si la capa de ozono ha resistido, ¡nosotros también!

Querid@s, ¡vuelve la laca! Si es que no salimos de la década de los 90. Vuelta otra vez. Yo, que por unas cosas o por otras, nunca dejé de usarla, el otro día, cuando en mi proveedor habitual vi este retro packaging tan ideal de Fixonia, una de las marcas punteras de aquella década que hacía que nuestros cardados se mantuvieran horrorosamente impolutos, no dudé ni un minuto en inmortalizarlo y llevarme uno de los aerosoles de aspecto vintage.

Como sacados de una película sesentera, estos botecitos de laca prometen cosas que jamás habríais imaginado en vuestra linda cabellera. Traen tres difusores con los que podréis modificar a discreción vuestro peinado.

Explicaciones en la web de Fixonia.

Ahora ya sé que puedo acompañar mi fiebre del sábado noche, no con un gelocatil (eso es para la mañana del domingo) sino con un buen peinado al más puro estilo de los 80 y 90 que tantas alegrías nos dieron. Revivamos esos tiempos de la movida madrileña, de la alegría por las calles, del pelotazo inmobiliario, de las señoras enjoyadas con grandes brillantes a las 11 de la mañana… Gracias Fixonia por hacerme rememorar aquellos “sutiles” peinados con los que danzábamos hasta el amanecer y esos maravillosos años de derroche y fantasías erótico-económicas.

5. Salir del armario y entrar en el trastero.

Hace unos días inicié los trámites del “cambio de armario”. Algunas de mis prendas salieron de él y cambiaron de acera y otras por el contrario, entraron encantadas. Así es el cambio de temporada, un Sodoma y Gomorra de ropa, un ir y venir de faldas, abrigos, jerseis que se cruzan con biquinis, camisetas y vaporosos pañuelos sobre mi cama donde pasan un buen rato. Entre jadeos y suspirillos ahogados, retoza mi fondo de armario y se mezcla sin pudor en esos momentos bianuales de asueto y dispersión.

Aquí parecen todos muy formalitos.

 

Pero no todo son alegrías en este proceso. Según los dictados de la moda y mis peculiares decisiones puede ser que alguna prenda sea condenada a vivir años y quizás toda la vida en un lugar oscuro, pequeño y silencioso. Un lugar de olvido, depresión, melancolía y rechinar de dientes: el TRASTERO.  No somos conscientes de todo el sufrimiento que hay allá abajo o allá arriba según la caprichosa distribución que el arquitecto haya hecho de nuestra casa. Pero, esté más cerca del Cielo o del Infierno, ese minúsculo y espantoso espacio no deja de ser un Purgatorio. Sirvan estas palabras para que, cada año, revisemos todo lo que allí tenemos y concedamos la salvación y el indulto al mayor número de condenados posibles. Así sea.

 

6. Deporte y Salud.

Chicas, ¡se llevan las prendas deportivas! Y no me refiero a eso de llevar chándal y zapatillas todo el día porque así “voy muy cómoda”. ¡Noooooo! Diferentes marcas de moda han metido el dedo en la llaga de esta sempiterna tendencia y le han aportado estilo y chic. Reconozco que no soy yo la que seguirá los dictados del deporte, ya que ello me haría perder mi papel en “Mi Primer Día en Traje de Baño”, futura película de éxito, pero hay que reconocer que hay gente a la que le sienta realmente bien, verbigracia a la bloguera Sara Pando de Fashionísima Sara. ¡Nos encanta!

Fashionísima Sara por las calles de Madrid.  ¡Impresionante!

Sandalia atlética de United Nude.

Como yo no puedo unirme a esta tendencia, ya sabéis, exigencias del guión, he decido cuidar mi salud con pastillas, como siempre. Y éstas de chocolate me van estupendas para el corazón, los músculos, la necesaria hipertrofia del tejido adiposo y especialmente para la auto-generación de endorfinas. ¿Quién quiere correr una maratón si  gracias a la farmacopea tenemos los mismos efectos?

Primer plano del blíster con las mágicas grageas

Y nada más queridos, que tengáis una muy feliz semana primaveral, que consumáis con acierto y alegría, que os cuidéis y os miméis y que sólo hagáis caso a la Hoja Parroquial de la Moda en lo imprescindible, o sea, ¡en todo!

¡¡Salud y amor!!

Sylvie Tartán

 

No Comments Yet

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR