No lo hagas, es raro

NO lo hagas

Algunas campañas de publicidad, utilizan en sus mensajes alguna frase tan enigmática, que, incluso yo, que he ejercido la profesión de Creativo publicitario durante décadas, pienso que son claves secretas para que algunos individuos pasen a la acción y viertan algún líquido en los depósitos de agua, suban la frecuencia del aparatito que tienen escondido, o salgan al balcón y hagan señales a otros como “ellos”.

El spot del nuevo antitranspirante “Axe Blanco”, presenta a un tipo que se lo aplica, y, como tantas personas, se toca la axila. Una voz femenina le recrimina:

¿por qué te tocas la axila?

Él responde que para ver si deja huella (y si le va a manchar las camisas negras de Armani que tanto nos gustan a los artistas). La voz en off le responde levemente enojada, como si hablase a la tontuna de un niño pequeño:

¡no lo hagas!, es raro

De entrada la situación si que es rara, porque nadie le habla con ese miedo reverencial a alguien que habita dentro de un espejo de baño…a menos que éste sea el espíritu de la película “Candyman”.
Los espejos ya dan bastante yuyu, para que encima tengas que aguantarles frases absurdas sobre polvillo blanco en los sobacos…y lo dejo ya, que no me quiero meter en jardines.

Hoy le he preguntado a mi vecino en el ascensor si esa fragancia tan agradable que llevaba era… “esa que anuncian en Televisión”, y si él se tocaba como en el anuncio.
Al parecer no había visto nada -debe ser espectador de otras cosas, el hombre-, pero en los tres pisos que faltaban para llegar a la planta, parecía francamente incómodo. Y ha salido disparado de la cabina.

No lo hagas, es raro”. ¿Quieren saber lo que es auténticamente raro en Palma de Mallorca, y donde yo aplicaría sin cambiar una coma, la frase del anuncio?… pues en el asunto de los Taxis.

Voy a decir, aquí, lo que todos los ciudadanos, usuarios habituales de Taxis te cuentan, en una gama de expresiones que van de la incredulidad, a la desesperación pasando por la indignación.

Los Taxis en la ciudad de Palma sencillamente NO EXISTEN. Son como ese fantasma que te habla desde un espejo. Puede que alguno se deje ver alguna vez para confirmar la teoría de la excepción, pero TODOS los usuarios saben que si uno sale a la calle o lo pide por teléfono, no llegará porque:

1- Los Taxis están todos en el Aeropuerto intentando cazar a un turista que vaya a Can Picafort. Si un desafortunado residente llega de volar, pretende una carrera a su casa y este domicilio no está por lo menos en Santany, tendremos morros.

2- Si por alguna razón un vehículo de servicio público (Taxi) circula por la calle, lo hace siempre por el carril opuesto a la acera.
En Vía Alemania, por ejemplo, con varios carriles, circulan indefectiblemente junto a los jardines medianeros. Si un peatón les hace señas para detenerles, o el coche o el cliente tendrían que poder volar para contactar. Parece que no hay voluntad de hacerlo. Las razones se me escapan.

Si en la ciudad hay un espectáculo multitudinario (concierto de un artista famoso, etc…), uno supondría que, los taxistas, informados, tendrán a la salida una hilera de sus vehículos dispuesta a hacer carreras. Bien al contrario, suele haber pocos, enterados de casualidad, no regresan a por más clientes y no se avisan entre si. (¿¿¿???)

– Cuando llueve, al contrario de los caracoles, los taxistas se esconden. Un taxista me contó que con lluvia suele haber un alto grado de pequeños accidentes y no compensa (sic). Alguien olvida (el gremio) que el Taxi es un servicio público. Debería controlarse esto (Regidor de Movilidad o quien corresponda).

“TAXIS / DERECHOS DEL USUARIO:
Elección de recorrido, aire acondicionado en verano, vehículo limpio y conductor arreglado. Perro guía, silla para usuarios con movilidad reducida, cochecito de bebé y emisión de recibo gratuito.A disposición de los usuarios, libro de reclamaciones.
A cualquier hora del día o de la noche podrán encontran un taxi en las diversas empresas que se indican a continuación. (…)
http://www.palma.cat/portal/PALMA/contenedor1.jsp?seccion=s_fdes_d4_v1.jsp&codbusqueda=1702&codMenuPN=1812&codMenuSN72&codMenu=1887&language=es”

Estos son los derechos.
Hay un examen para ser taxista y a mi me puede llamar el Presidente del gremio o la Reina de Inglaterra, pero estoy cansado de que me lleve gente que no tiene la menor idea de donde está la calle donde voy, y al parecer, no dispone del menor equipamiento ni tecnológico ni…¡un simple callejero! (o no sabe cómo usarlo). Les ahorraré anécdotas de auténtico bochorno.
A mis invitados a la radio (un programa en directo), si se les ocurre llegar en Taxi, me llegan siempre tarde y con un ataque de nervios para mi y para ellos. La explicación es siempre la misma:

“No había manera de encontrar un Taxi y encima el taxista no sabía y se ha perdido”

La guinda del pastel, es cuando te toca un energúmeno. Véase:
Tarde del 4 de Agosto, 20hs. Un taxista de mediana edad, cabello canoso, complexión gruesa,… (Evitaré el número del Taxi).
Le cogimos en Vía Alemania y le indicamos como dirección, Plaza de los Toros.
El tipo comenzó a refunfuñar y a hacer comentarios entre dientes.
(Oígame pollo: si voy a los toros, a entrevistar a Manzanares, o a ver a mi amigo fisio que está en Arquitecto Bennassar, nada de todo eso, es asunto suyo. Si tiene problemas morales o metafísicos, entregue la licencia).
Al finalizar la carrera, al tipo no le parece suficiente lo que le dejamos de propina y con sorna, nos dice que “con eso podrá ir a hacer la compra”.

Hace bastantes años, el transformista Jimmy, toda una institución de la noche mallorquina, gran profesional, y un Restaurante llamado “El Duende”, experimentaron con una Cenas-espectáculo, a las que llamaron “¡Taxi, al Duende!”.

Puede que ese duende, como un hambriento Candyman del espejo, se comiera los Taxis de la ciudad. Desde entonces sólo hay un rastro que circula fantasmagóricamente por carriles lejanos.
Dicen que cada vez que alguien de buena fe, desea coger esos vehículos, se oye la voz de una figura femenina advirtiendo:

¡No lo hagas!.

Jaime Roig de Diego

23 Agosto 2016
Ilustración RdD

JAIME ROIG DE DIEGO

Jaime Roig de Diego es artista plástico, escritor, y publicitario. Ha ejercido como Director Creativo de MATAS Publicidad,sl, durante muchos años Su primer libro: EL IN-PERTINENTE , es una recopilación de artículos publicados en IN-MEDIATIKA, junto a textos y relatos inéditos. Cada capítulo lleva una ilustración original y, al final una separata con una selección de cuadros de diferentes épocas. Compra EL “IN-PERTINENTE” Jaime Roig de Diego en Amazon . http://www.amazon.es/ y léelo en papel o en tu dispositivo Android, iPad, iPhone, Mac o Windows 8. Y, por supuesto, también puedes leer el libro Kindle en tu Kindle o Kindle Touch.

No Comments Yet

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR