Nuevo Tristán, experiencia gourmet a tu alcance

Crítica gastronómica /Por Manu Catman.

Hace años que el restaurante Tristán cambió de estrategia de mercado y dejó atrás sus estrellas y se adaptó a los nuevos tiempos. Sí, la crisis, la maldita crisis.

Cualquiera que viva en Mallorca conoce el Tristán pero comentando con la gente que me rodea me he dado cuenta de que recuerda su estrellado pasado y no conocen su trayectoria ‘low cost’. Un proyecto que comenzó en el año 2000 con la creación del bistrot Tristán. Años más tarde cerraría el restaurante abriéndose el Tristán Mar, especializado en pescados. Total, en sus 28 años de historia ha habido cambios, reformas y distintos conceptos de cocina.

tristan 3

En este 2014 vuelven a fusionar el bistrot con el Tristán mar y crean el Nuevo Tristán. Precios populares manteniendo los principios de máxima calidad del chef Schwaiger. Menús de medio día y de noche. Mantienen, eso sí, su catering y su brunch de domingo exclusivo para 20 personas y con show cooking del chef.

La nueva carta de Tristán, situado en Portals al borde del mar, quiere incluir más cocina mediterránea y más cocina mallorquina manteniendo su identidad y apostando por la materia prima de calidad y de temporada.

tristan 4

Así que, con estos antecedentes allá que nos fuimos a probar el nuevo menú. Bueno, el menú que nos tocó porque varía cada día. Entrante, plato principal y postre, 29,90 euros, bebidas a parte. La experiencia gastronómica pintaba perfecta. Veamos el desarrollo.

Como amouche-bouche o aperitivo, el siempre acertado jamón Joselito, sobre unas rebanadas de pan tostado, tomate y AOVE. Poco original pero un acierto, en todo caso y muy fiel a la filosofía del nuevo concepto.

De entrante, un fabulosa ensalada de espárragos blancos con salmón, huevo poché y aceite de perifollo que resultó exquisita. Me llamó la atención el punto de cocción de los espárragos, simplemente perfectos.

El plato principal, unos ravioli de carne de ternera con puré de apio, solomillo de ternera asado y salsa de chorizo.Ciertamente, cada elemento por separado estaba muy bueno, pero es que la combinación, aúnque sorprendente y que solo la maestría de Schwaiger hace posible al combinar sabores tan potentes.

Los postres, y digo postres porque eran tres, un bizcocho con chocolate, panacotta con frutos y mousse de yogur con frutas y helado de vainilla. Particularmente creo que una comida no es completa sin un postre y si encima son deluxe, mejor que mejor.

Pudimos conversar con Schwaiger, sobre el nuevo concepto del restaurante, para todos los públicos y de cómo se plantea el nuevo reto. El pretende un restaurante abierto a todos los bolsillos sin renunciar a la buena comida, basada en un producto de calidad.

La verdad es que el lugar es encantador, ese comedor que es como un cubo de cristal con vistas a los barcos, la terraza, la buena temperatura que nos brinda nuestra isla. El conjunto te hacen sentir en la gloria. El nuevo Tristán un lugar para tener en cuenta cuando queramos ir a comer fuera, sin necesidad de que sea un día especial, como decía aquella publicidad de los bombones, celebremos que hoy es hoy.

2 Comments

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies