Opinión 2.0

Ilustración: Roig de Diego

 

“Las opiniones son como los traseros, todo el mundo tiene una.”

Harry “el sucio”

 

El conjunto de comunidades que conforman España (todas históricas, a veces histéricas, y felices o infelices a su manera, que diría Tolstoi), dan lugar a un sonoro país-coctelera. En ese instrumento (la coctelera), inventado por los Barmans para agitar o mezclar (con permiso de James Bond), los ingredientes van de un lado a otro con tumulto, estruendo de cubitos y perlado exterior glaçé.

Del mismo modo, las corrientes políticas durante la historia de el Reino de España han sido igual de contradictorias, radicales, opuestas, repentinas, virulentas o pasivas, dando, de cuando en cuando, bandazos de un lado a otro.

Antonio Machado describe en “Coplas a la muerte de Don Guido”, esa tipología de la contradicción según moda o conveniencia:

                                                                        Gran pagano,

se hizo hermano

 de una santa cofradía;

 el Jueves Santo salía,

 llevando un cirio en la mano

 ¡aquel trueno!,

 ¡vestido de nazareno!…

 Somos meridionales, románticos e impresionables como todos los pueblos del sur, menos Portugal, que es atemperadamente atlántica; por eso siempre recomiendo la fusión.

En los últimos años de Zapatero, en las tertulias políticas, se comentaba con extrañeza y algunas ganas disimuladas por parte de la oposición, hoy en el Gobierno, que “no se explicaban como la gente no se echaba a la calle, con el paro y la crisis”. Bueno, parece que alguien, y ahora parece que sabemos quien, tras el 15 M, sacó a bastantes, y ahora ya no entran en casa más que para echar un pis, coger un bocadillo, y volver fuera.

¿Cómo puede ser que un país que estaba tan a gusto con sus Reyes se cuestione ahora tan vivamente el modelo de estado y se desee, o se tenga curiosidad por una fórmula ( la República), que se desconoce totalmente?.

Pues porque como dice Gottfried Wilhelm Leibniz:

“Sobre las cosas que no se conocen siempre se tiene mejor opinión”.

Y luego, resaltar el papel de los nuevos medios, las herramientas de comunicación más útiles, rápidas y poderosas actualmente: las RRS y los medios digitales, que claramente están en mucha mayor medida en manos del arco de izquierda (de la izquierda parlamentaria hasta el monte). El centro, la derecha y el poder mismo aún está descubriendo, instalando y experimentando con sus bonitas páginas webs, como quien acaba de hacer la primera comunión, mientras los movimientos antisistemas son más que expertos.

Pero no se trata de hackear sino de comunicar de explicar, de vender, y el sistema establecido se ha sentado a esperar que le compren cada cuatro años.

Las Redes no son mejores ni peores que un patio de vecinos. La diferencia estriba en que si antes alguien decía una salvajada o una genialidad en el patio de luces, sólo se enteraba la colada extendida en las cuerdas de tender, y la vecina de enfrente si estaba asomada. Ahora lo hace todo Internet y ustedes me entienden la figura.

Otra cosa fundamental acerca de la propagación de esas repentinas y sorprendentes “corrientes de opinión“. Efectivamente son como corrientes, y para que algo arda hace falta aire y combustible. O una importante dosis de “presión”. ¿Se acuerdan de la frase que intercambió Zapatero con Iñaki Gabilondo cuando creían tener el micrófono cerrado?

El periodista (acerca de la marcha de la campaña electoral), le preguntó al presidente: ¿qué tal?, ¿cómo vais?, a lo que Zapatero contestó:

Bien pero nos hace falta más presión

Esa técnica viene del pensamiento orteguiano y concretamente de la frase:

“La mayor parte de los hombres no tiene opinión, y es preciso que esta le venga de fuera a presión, como entra el lubricante en las máquinas”. José Ortega y Gasset

Aire en las banderas y presión en las válvulas de los corazones, o en los motores de los bombarderos. Así se han escrito los dramas de Victor Hugo, las revoluciones de Octubre, o las películas bélicas de Hollywood.

A veces estas cosas las carga el diablo y también hay falleros sin manos.

Dicen que en un sótano de un barrio de Madrid casi estalla un golpe de estado en “Podemos”. Lo del sótano, lo habrán hecho por mantener escenografía ya que “podrían” haberlo hecho en un Salón del Ritz si de poder se trata.

Los del Club Bilderberg, también se han reunido. Nos hubiera gustado una selfie de ellos pero es que son muchos, además de importantes. Además ya no se lleva , ahora lo que se estila es un ‘braggie’ (de brag, que significa presumir). O sea, lo que hace todo quisque para fardar ante todos sus contactos.

Y es que, según un estudio realizado por Hotels.com 5,4 millones de británicos suben fotos de sus vacaciones o momentos envidiables a los 10 minutos de haber llegado.

Dicen que se ha filtrado que “el Club anteriormente citado” (que yo ya no volveré a mencionar), apoya como candidato a conducir el PSOE, a Eduardo Madina.

Si llega, que nos mande una braggie.

Bueno…que se la envíe a Susana , Carme, Patxi, Juan, Pedro, Joan…

A mi que me lo tuitee,  aunque  yo tengo un pálpito con la suerte de Pedro Sánchez Castejón.

 

Jaime Roig de Diego

 

11 de Junio 2014

 

 

 

 

 

 

 

 

JAIME ROIG DE DIEGO

Jaime Roig de Diego es artista plástico, escritor, y publicitario. Ha ejercido como Director Creativo de MATAS Publicidad,sl, durante muchos años Su primer libro: EL IN-PERTINENTE , es una recopilación de artículos publicados en IN-MEDIATIKA, junto a textos y relatos inéditos. Cada capítulo lleva una ilustración original y, al final una separata con una selección de cuadros de diferentes épocas. Compra EL “IN-PERTINENTE” Jaime Roig de Diego en Amazon . http://www.amazon.es/ y léelo en papel o en tu dispositivo Android, iPad, iPhone, Mac o Windows 8. Y, por supuesto, también puedes leer el libro Kindle en tu Kindle o Kindle Touch.

No Comments Yet