Pedro y Virgina se casaron al estilo de El señor de los anillos

Por Pedro Prieto.

Por espacio de unas horas un agroturismo situado en Lloseta se convirtió en un lugar de la Tercera Edad del sol  de la Tierra Media poblado por hobbies, elfos y enanos, mezclados con gente de nuestro tiempo, en su mayoría ataviados de blanco, que es el uniforme del verano. En el lugar se celebraba una boda, seguramente de dos amigos de  Frodo Bolson a quien vimos entre los invitados en un segundo plano. Los novios eran –hoy ya son marido y mujer-, Pedro Victory  y Virginia Quetglas  a quienes, tras  larga ceremonia, casó el sacerdote Joan Carles Bestard, nieto de Madó Pereta, quien, antes de inciar la ceremonia, preguntó si entre los presentes había alguien que pudiera aportar algo que la impidiera. Silencio absoluto, tan solo roto por  el malvado Gollum –quien nos recordó mucho al actor  Xavi Canyelles  – que arrastrándose cual reptil, trataba de impedir el enlace, cosa que no logró, pues dos amigos del novio le pudieron de patitas en la calle.

20130629_203200

La novia, que muy al atardecer llegó a lomos de un caballo blanco, fue recibida por el novio a pies del altar, tras el cual aguardaba el celebrante de la ceremonia, metido en un habito entre  eclesiástico y atuendo medieval que le sentaba muy bien, dicho sea de paso.

20130629_203307

20130629_210320

20130629_205317

Y es que Virginia y Pedro, actores ambos, quisieron casarse al estilo de El señor de los anillos, invitando a quienes les acompañaban en ese día a que llegaran vestidos como los personajes de la Tercera Edad del Sol de la Tierra Media, cosa que hicieron algunos, entre ellos sus respectivas madres. Fue, por otra parte, una ceremonia muy emotiva en la que los contrayentes –casados horas antes, por lo civil, en el ayuntamiento de Lloseta- se prometieron amor eterno.

20130629_204931

20130629_205232

20130629_205454 (1)

Larga vida, pues, a este  matrimonio.