Suecia: Bosques y fantasía salvaje

 

 Por África Díaz.

El Otoño me parece que se nos presentó a todos muy movidito. Con: nuevos proyectos (contratos), visitas, mudanzas, aniversarios, abandonos y alianzas, lesiones, resfriados y másters. Si, Octubre empezó con demasiadas sorpresas (al menos para mi), y muchas de ellas buenas (otras, me las guardaré en soledad). Aquello que es inesperado y que nos afecta, es algo que aveces no lo podemos controlar y se nos queda fuera del mapa de ruta y del gran plan.

A primeros de Octubre la familia organizó un viaje a Suecia, un viaje inolvidable, chicos, de veras. Por favor, coged las maletas que os llevo a un lugar fantástico; sin interferencias, sin ruidos, sin sequedad, sin polvo y ¡ sin e-mails!.

Suecia (Escandinavia) es el paraíso del espacio entre los bosques donde la “minipoblación´´construye sus casas y carreteras casi desiertas, del verde, amarillo marrón y rojo que ahora muestra el otoño, de las setas y el musgo, del salmón y animales salvajes, del agua y enormes rocas, de los bambis y los ciervos, de las velas, de la moda minimalista, de la plata, de las hadas y los dioses, de las flores, del solsticio de invierno, de Pipi Langstrom, Papa Noel y ahora la oscuridad. Descansar para reponerse luego.

Suecia

Adentrarse en el mundo de los árboles ha sido una experiencia maravillosa. En 5 días, tuve tiempo para reflexionar sobre la vida, sobre mi libertad personal… y la cantidad de abetos que si hubieran cabido en la maleta me los hubiera metido. Oh! La navidad.

sweden forest

Sensación

No soy la única. Muchos sabios de antes como René Descartes (el cual se lo llevo una Neumonia en el castillo de la reina Kritina en Estocolmo) y de ahora emprendieron “la ruta del bosque´´ retirándose del mundo para iniciarse en los secretos que guardan esos troncos, que es lo mismo que emprender el camino de la hacia uno mismo y la fortaleza. Es serio aunque parezca friki y a ermitaña no creo que me convierta. Pero si chicos, se trata de un hecho cierto y realista: La vida, debemos mirarla con los ojos de la tranquilidad y procurar meditarla un poquito: aunque sea, antes de irnos a la cama. Venga, menos prejuicios. Equilibrio

Pensad en las leyendas y los libros de caballerías, hay pasajes trascendentes en los que el héroe se interna en el bosque y a lo que iba buscando, a si mismo.

Buenos, dejemos la parte filosófica. Cierto es, que el poco wifi… me provocó mono los primeros días. Lo que me hizo comprender, que todavía estaba conectada con el mundo del que procedo: Barcelona, Diagonal…mucha, mucha gente. Oootra histooria.

Así que con el mono de la ciudad, nos permitimos visitar Estocolmo.

sweden 9

Estocolmo y Gamla Stan

La ciudad de techos verdes de zinc y azules, la ciudad de los puentes. Una capital pacífica, pero con metros urbanos extremadamente organizados (Porque en Suecia todo esta ordenado, nada es espontáneo, nada puede ser “a tu manera´´ ). Así va la cosa.

“Gamla Stan´´o la Ciudad Vieja es el centro histórico de Estocolmo con calles muy estrechas. Un callejón curioso, por ejemplo es el, Mårten Trotzigs Gränd ¡sólo mide 90 centímetros de ancho! Fuimos a un restaurancillo en una de las calles… con muchas velas. Que gusto.

sweden 2

El sabor salvaje

De nuevo en la aldea, una familia nos cuidó extremadamente bien y nos sirvió ¡carne de ciervo! Si, carne de ciervo deliiiciosaa con salsa de setas y nata, la famosa “Kantarelle´´.

Además de su exquisito sabor, la carne de ciervo se destaca por ser la más saludable y natural de las carnes rojas disponibles en el mercado. El mejor sabor de lo natural, y con la guarnición de verduritas! Que delicia.

sweden 10

La árbol de Navidad

Allí también se encuentra el árbol más antiguo del mundo, una pícea de 9.550 años que data de la era glacial, en la provincia de Dalarna, en Suecia. La pícea solitaria de Noruega, que pertenece a la especie que tradicionalmente se usa para decorar las casas europeas durante Navidad, representa ¡la planta viva más antigua identificada en el planeta!

arbol1-515x705

Familia

Todos juntos, aprendimos muchos de los valores suecos, como el “escuchar´´… y hablar bajito. Aprendimos a ser más pacientes, pero os digo que una vez se cumplieron los 5 días, el deseo de volverse a la Península era inevitable. Evidentemente, estamos en casa.

stock-family-7-1024x768

Consejo

Visitad Escandinavia, Suecia si os es posible y encontraros con vuestra autentica naturaleza…

 

 

 

 

 

 

 

No Comments Yet