¿Tenemos los españoles criterio? ¿Sabemos elegir?

Si a varios creadores ( guionista de cine, escritor, artista plástico, diseñador de moda, etc…) les dieran a escoger para escribir, tratar, pintar, diseñar, vestir…entre:

A ( Los Reyes Magos)
Tres Reyes, que además eran magos o nigromantes viajando en camello, cargados de oro incienso y mirra, siguiendo un cometa, en busca de un emergente Rey o Mesías, que nacería finalmente en una cueva, huyendo de una persecución mortal de Herodes, Rey de Judea.

ó

B (Papá Nöel)
Un santo que en el corto espacio de poco más de un siglo, ha sufrido radicales metamorfosis: de obispo a duende, acabando como un obeso caballero rubicundo en pijama de felpa rojo, anunciando Coca-Cola.

¿Por quien creen que se decidirían?…Bueno, ahora que lo planteo así…se me ocurren algunos nombres…

Por otra parte, cualquier observador extranjero diría que España es un país con fuertes sentimientos nacionalistas, lo que nos trae no pocos sentimientos de convivencia interna, azuzados por determinados grupos políticos. Sin embargo abrazamos bobaliconamente iconos foráneos (Halloween, por ejemplo), incluso sin saber su significado, cuando tenemos los propios, comunes y en cada rincón de nuestra geografía.

Veamos: volviendo a la Navidad, en muchos territorios, con lindes que pueden no coincir con los de las actuales autonomías, existe la tradición de personajes como el Olentzero ( Euskadi y Navarra); el Apalpador o Pandigueiro (Galicia); el Esteru y las Anjanas (Cantabria); el Angulero ( Asturias); el Caga tió ( Catalunya), la Castañera en Madrid…
Como tradición común tenemos a los tres Reyes Magos (que Benedicto XVI asegura en su libro “La infancia de Jesús “eran andaluces de Tartessos), pero los hemos abandonado por el posible dipsómano 5XL, que nunca hemos comprendido como entra en las chimeneas. ¿No será que tiene una llave maestra?…chin-chibiriri-chin-chin-cherí.

Pero ya que es un “arrecogío” conozcamos algo de este simpático, para algunos, hombre del saco.

aviso-lomen-company

• La transformación: De “San Nicolás” a Santa Claus y Papá Noel

Cuando los holandeses fundaron Nueva York, la llamaron Nueva Ámsterdam. Ellos tenían, como toda comunidad inmigrante, sus costumbres y mitos de origen; entre otras cosas, su patrono Sinterklaas (cuya festividad se celebra en Holanda entre el 5 y el 6 de Diciembre).

piirretty-sinter-klaas-ja-piet (1)

En 1809 el escritor Washington Irving escribió “Historia de Nueva York”, en la que deformó fonéticamente a Sinterklaas, dejándolo en “Santa Claus”.
Décadas después (1823) el poeta Clement Clarke Moore publicó un poema donde dio forma física al actual mito, basándose en el personaje de Irving. Aquí, aparece una versión de Santa Claus, enano y delgado, como un duende que regala juguetes a los niños en víspera de Navidad, llevado en un trineo tirado por nueve renos, incluyendo a Rudolph.

En1863, el dibujante alemán Thomas Nast, diseñó este personaje para sus tiras navideñas en Harper’s Weekly. Nast se basó en los hábitos de los Obispos de viejas épocas para crear este «San Nicolás», que ya nada tenía que ver con San Nicolás de Mira.

harpers-weekly-santa-claus

A mediados del siglo XIX, el Santa Claus estadounidense pasó a Inglaterra y de allí a Francia, donde hubo un “mestizaje” con Bonhomme Noël, el origen de Papá Nöel, quien tenía parecido físico con Santa Claus, pero vestía de blanco con vivos dorados.

image_thumb[15]

Ya en el siglo XX ( en 1931) la empresa Coca-Cola encargó al pintor Habdon Sundblom que remodelara la figura de Santa – Papá Noel para hacerlo más creible y contemporáneo (esta versión data de 1931).

HADDON SUNDBLOM.jpgHabdon Sundblom posa con algunos de sus trabajos 

Es solo una leyenda urbana la creencia de que el color rojo y blanco de Santa Claus tenga su origen en los anuncios que la marca Coca-Cola empezó a hacer a partir de 1931. aunque sí es cierto que contribuyeron a la popularización de estos colores y del mito mismo. Hay muchas ilustraciones y descripciones casi fidedignas anteriores al anuncio, como la de Thomas Nast (1869) o St. Nicholas Magazine (1926), entre otras. Eso sin considerar además las antiguas representaciones religiosas del obispo San Nicolás de Mira o San Nicolás de Bari, en las que es común el color rojo y blanco de la vestimenta religiosa.

cocacola

Se considera que la campaña masiva de Coca-Cola fue una de las principales razones por las cuales Santa Claus terminó vestido de color rojo y blanco, pero es cierto también, que estos publicistas no fueron los primeros en representarlo con estos colores.
Durante décadas, el anuncio de la Navidad de Coca-Cola para el medio Televisión, era sin duda, el más espectacular y el más esperado.

A pesar del dominio inexplicable de Papá Noel, al que no creo que haya buscarle ninguna lectura antimonarquica, y los tiros van por una estética de la Navidad anglosajona, que domina los iconos globales, hay algunos movimientos anti-santa o pro-reyes.
Véanlos:

http://www.anti-santa.cz/

http://www.yosoydelosreyesmagos.com/

Y acabamos con una galería de beldades y horrores. Auténticas aberraciones de todas las materias, hechas luz y color, en las que por obra de la imaginación, la fantasía o la perversión más depravada, “el gordo del pijama rojo” se ha introducido en hogares, jardines, playas, bolsillos, y lo que es peor: en el rincón más recóndito de nuestra mentes.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Jaime Roig de Diego

23 Diciembre 2015
Ilustración: RdD

JAIME ROIG DE DIEGO

Jaime Roig de Diego es artista plástico, escritor, y publicitario. Ha ejercido como Director Creativo de MATAS Publicidad,sl, durante muchos años Su primer libro: EL IN-PERTINENTE , es una recopilación de artículos publicados en IN-MEDIATIKA, junto a textos y relatos inéditos. Cada capítulo lleva una ilustración original y, al final una separata con una selección de cuadros de diferentes épocas. Compra EL “IN-PERTINENTE” Jaime Roig de Diego en Amazon . http://www.amazon.es/ y léelo en papel o en tu dispositivo Android, iPad, iPhone, Mac o Windows 8. Y, por supuesto, también puedes leer el libro Kindle en tu Kindle o Kindle Touch.

No Comments Yet