Verano con Cristiano, Sevillano, Erdoğan y otros

verano con Sevillano

“Apoyada en el quicio de la mancebía,
miraba encenderse la noche de mayo.
Pasaban los hombres, y yo sonreía…
hasta que a mi puerta paraste al caballo”

“Ojos verdes”, de Rafael de León, Manuel Quiroga y Salvador Valverde

El verano no tiene puertas, como tampoco las tiene el campo; ni esquinas. Lo que le es propio son los quicios –como en las mancebías y lupanares-.
Desde una de esas partes desde las que gravita el estío, vas fijando el discurrir meloso de la canícula. Esos hitos o mojones, otrora ganados a sangre y escopeta rural, hoy son eventos que salen en facebook o en los teletipos ardientes como la zarza de Moisés.

A Europa se le acaba de incendiar Turquía en la figura-ninot de Erdogán, ese sátrapa que los genios regentes de Europa Sociedad Extinta, pusieron como portero y filtro del delicadísimo problema de los refugiados (regándole con pasta gansa europea), para que con la calderilla jugara a Mortal Skies, con aviones rusos de verdad.

mortal-skies-2-free-10

El Presidente Erdogán, la zorra gerente del gallinero se ha enfrentado a un Golpe de estado con nada menos que 265 muertos, 2.839 militares detenidos y 2.745 jueces cesados…y subiendo ¿Por qué no me detiene a mi también, por pensar que es una lamprea?.
Si en una Thermomix metiéramos el laberinto de Dédalo, una Matrioshka, un caleidoscopio y las bellas cisternas sumergidas de estambul, nos saldría ese licuado confuso que define a la sociedad turca. Un espacio donde se pierde la diplomacia de Bruselas y por donde nada cómodamente Recep Tayyip Erdoğan, enemigo de kurdos, sirios y rusos, miembro de la OTAN, instrumento de USA y, supuestamente, al servicio de una Europa desnortada a la que sisa y engaña descaradamente.

Es pronto aún para ver caer las “Lágrimas de San Lorenzo” (Perseidas); esa lluvia de estrellas, fenómeno de la naturaleza, cuyo nombre recuerda  el programa de la Tele  presentado por Bertín Osborne.
También hemos visto las lagrimas de guerrero caído en la figura de Cristiano Ronaldo recabalgado como el Cid, inspirador de la victoria y ganador de la Copa para nuestro país irmão.

Y entre los santos que lloran estrellas y los megaestrellas del balón que sudan un poco, antes de refrescarse en las cubiertas de barcos y Beach Clubs, me quiero quedar con la gente que, en verano, especialmente, nos hace felices porque nos regala el paladar. Gente como Sevillano.

Mmmm… Ustedes se preguntarán si le conocen. Pues Sevillano, es justo lo contrario de lo que hemos estado padeciendo durate largo tiempo: generaciones de ninís, de soplapatrias, de “Noatodo” diplomados-residentes de sofás en casa de la sopa boba.

Sevillano es acólito en el altar de Bou Restaurant, donde Tomeu Caldentey oficia la ceremonia litúrgica de dar de comer, hacer pedagogia y espectáculo, con magia de cerca, en lo que es casi un examen ante el cliente, al que argumenta con un concepto espectacular y rotundo desde los elementos básicos de la gran cocina:
– un comensal curioso,
– un producto excelente,
– la creatividad de un genio que lo es porque sabe que no hay que perder de vista la tierra que es donde está todo eso.

La técnica –neolítica ( esos langostinos cocinados sobre piedras de mar), o 4.0-, aparece siempre al servicio del plato. Los toques de brillo puede darlos algo muy lejano y exótico o lo que estuvo siempre muy cerca. Nada es arbitrario, y como en un ballet o en un reloj, todo es belleza justa, precisa y eficaz.

Cualquiera de esas creaciones del Menu “Bou Concept” harían derribarse los muros de Jericó.
Sevillano, al que tomaremos como representante de sus compañeros, transmitía felicidad al hacer su trabajo. Tal vez es el orgullo de estar en unos fogones capitaneados por Tomeu Caldentey, un maestro que desde 2004, revalida su estrella Michelín. Aunque yo personalmente, no tiendo a deslumbrarme unicamente, ni por las Perseidas ni por las guías de neumáticos.

Sevillano Jaime Isabel Caldentey

En la cocina de BOU Restaurant. De izquierda a derecha: Sevillano, Jaime Roig de Diego, Isabel Matas, Tomeu Caldentey y Pep Matas.

Yo  enviaba al bueno de Sevillano a Bruselas, cargado de biberones (de cocina), y otras armas de rendición masiva, a una de esas reuniones donde están todos los mandatarios europeos (hasta los del Brexit).
No sé si los Muros del parlamento Europeo iban a resentirse, pero con unas indicaciones de su jefe, les daba de merendar y se les ponía otra cara (incluída Angela Merkel, que parece que se alimenta de sopa de codillo, pero de sobre) .

Mientras tanto, Erdogán, “apoyao” en el quicio de su macebía, mira la noche encendiada de rayos, tomando “delicias turcas”, que son esas gominolas que a él se le han convertido en explosivas Peta Zetas.

 

Jaime Roig de Diego

22 Julio 2016

JAIME ROIG DE DIEGO

Jaime Roig de Diego es artista plástico, escritor, y publicitario. Ha ejercido como Director Creativo de MATAS Publicidad,sl, durante muchos años Su primer libro: EL IN-PERTINENTE , es una recopilación de artículos publicados en IN-MEDIATIKA, junto a textos y relatos inéditos. Cada capítulo lleva una ilustración original y, al final una separata con una selección de cuadros de diferentes épocas. Compra EL “IN-PERTINENTE” Jaime Roig de Diego en Amazon . http://www.amazon.es/ y léelo en papel o en tu dispositivo Android, iPad, iPhone, Mac o Windows 8. Y, por supuesto, también puedes leer el libro Kindle en tu Kindle o Kindle Touch.

No Comments Yet

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR